Ecos del concierto: Romántica de Bruckner

Inauguramos nuestro ciclo sinfónico con una gran concierto del Maestro Eliahu Inbal y  la Orquesta Sinfónica SRW de Stuttgart, orquesta que nos demostró el porqué de su gran prestigio y creciente reconocimiento internacional. En la primera parte, escuchamos el Triple Concierto de Beethoven a cargo del Trío Ludwig, recibido con gran afecto por parte del público, y que nos ofreció el bis Tango Pathetic, de Kisswetteren. En la segunda parte, nos deleitamos con la monumental Sinfonía Romántica de Bruckner.
 

En estos días hemos tenido la ocasión de hablar con el Maestro Inbal que nos ha dicho cosas muy interesantes.

Comentó: "cada vez que interpreto a Bruckner doy todo lo que tengo y más para hacer llegar su mensaje al público, obviamente después de dirigir a este compositor quedo exhausto." También mencionó que se sentía muy cómodo con la acústica del Auditorio Nacional.

Según Inbal, "aunque a veces se compara a Bruckner con Mahler, ambos músicos son muy diferentes. Mahler pertenece a una línea de compositores que, desde Haydn, Beethoven, Schubert hasta Messiaen, desarrollan en sus sinfonías un tema o motivo. Bruckner, como Wagner, era un gran admirador de Berlioz, que es el compositor que comenzó a escribir sinfonías para expresar estados de ánimo. En la Romántica de Bruckner estos estados de ánimo se captan de manera continuada durante toda la sinfonía, como si el compositor fuera dibujando diferentes paisajes del alma. "

Inbal, mirando la programación de La Filarmónica, sintió curiosidad por conocer al violinista Fumiaki Miura, que debuta esta temporada en nuestro ciclo. Tras escuchar varias grabaciones de Miura exclamó: "Estoy muy impresionado. Yo también soy violinista y siempre he echado de menos aquella gran era que comenzó con Nathan Milstein y Jascha Heifetz, y que llegó hasta Zukerman. Quizás estamos de suerte y otro gran ciclo comienza ahora con Miura, "tiene esa voz con ese tono que surge del alma y que es capaz de llegar al alma de la gente."